¿Cómo funciona?

 

Como servicio de monitorización continua (IDS) permite la detección de incidentes que puedan afectar a distintos segmentos de la red de una empresa, como tráfico malicioso o no legítimo. La mayoría de infecciones se producen dentro de la red, donde los sistemas convencionales (firewalls) no son eficaces.